La sostenibilidad acapara la atención de la Asamblea General de la ISO

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Tecnología
Visualizaciones del artículo Leído  815  veces

España asistió a través de UNE con una representación liderada por su director general Javier García, quien además es vicepresidente de Gestión Técnica de ISO a nivel mundial.

La sostenibilidad acapara la atención de la Asamblea General de la ISO

La Asociación Española de Normalización, UNE, ha participado en la Asamblea General de ISO, la Organización Internacional de Normalización, celebrada en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos. Guiada por la Estrategia ISO 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Declaración de Londres 2021, la cita ha congregado a más de 5.000 asistentes, representados por sus organismos nacionales de Normalización, operadores económicos, universidades, centros de investigación y autoridades públicas.

Durante estas jornadas enfocadas en networking y gobernanza, UNE ha participado y moderado diferentes sesiones y grupos de trabajo con el fin de apoyar el Plan de Acción derivado de la Declaración de Londres de 2021. Este tiene como objetivo garantizar que las normas mundiales apoyen la acción climática y promuevan las iniciativas internacionales para alcanzar los objetivos climáticos globales. De esta forma, se propone una aceleración de la transición de los gobiernos y la industria hacia la neutralidad de carbono. Un año después de su firma, se ha reforzado la creencia de que existen normas fuertes y sólidas, pero todavía falta concienciación y comunicación eficaz y es ahí donde cada miembro de ISO debe visibilizar la cartera de normas y contribuir juntos a la acción climática.

En concreto, en España el 86,5% de las normas del catálogo nacional tienen un origen internacional o europeo, para reforzar el compromiso con este objetivo. “La transición ecológica, incluyendo la crisis climática, la sostenibilidad o la energía, exigen una colaboración global y una apuesta que, desde los organismos nacionales de normalización, junto con ISO, hemos aceptado bajo la Declaración de Londres. Por ello, durante esta Asamblea, se han acelerado redes de trabajo para impulsar el uso de las normas alineadas con los objetivos de cero emisiones y que ofrezcan directrices de confianza para que todas las empresas y organizaciones puedan alcanzar sus objetivos climáticos”, explica Javier García, director general de UNE. Estas acciones están alineadas con la Estrategia UNE 2025.

Precisamente, es la primera Asamblea a la que Javier García ha acudido tras ser nombrado vicepresidente de Gestión Técnica de ISO, cargo que comenzará a ejercer de forma efectiva el próximo enero. En este nuevo rol, tendrá la responsabilidad de asegurar que las nuevas normas técnicas internacionales se alinean con la Estrategia trazada por ISO para 2030, enfocada a dar respuesta eficaz a los grandes temas que preocupan a la sociedad, como la transición ecológica y energética, la transformación digital o el cumplimiento de los ODS.

Uno de ellos, sin duda, es también la igualdad de género en las organizaciones. A principios de año se presentaba la futura norma ISO 53800 que será el primer estándar mundial en este ámbito. Con un enfoque integrador, propone un modelo para trabajar la igualdad entre mujeres y hombres dentro de una entidad. Una nueva norma que tuvo cabida en la Asamblea General y que ocupó una de las jornadas, moderada por el director general de UNE y que se centró en la movilización de los hombres para alcanzar una igualdad de género real.

Por último, otro de los grandes focos de estas cuatro jornadas ha sido la construcción de una economía circular, donde la digitalización juega un papel clave y es imprescindible el compromiso de todos. Según han señalado los expertos, los gobiernos son los guardianes de la formulación de políticas y es importante poner a su disposición un conjunto completo de estándares nacionales e internacionales a partir de los cuales trabajar.

Un camino que desde UNE ya se ha emprendido con la publicación del informe “Estudio de la contribución de las normas técnicas a la economía circular”, en el que han participado casi 50 Comités UNE con el fin de visibilizar la contribución que los estándares tienen para reducir el procesamiento de nuevos recursos y la generación de residuos.

En el marco de la Asamblea, UNE también ha podido desarrollar reuniones de trabajo con sus homólogos de varios países, como Canadá, Australia, Argentina, Francia, Dinamarca y Arabia Saudí. Con estos últimos UNE ha firmado un acuerdo de colaboración que reforzará las relaciones entre los dos países y brindará nuevas oportunidades a las empresas españolas en este mercado. Asimismo, se ha mantenido una reunión con el organismo regional de normalización de África, ARSO (African Organisation for Standardisation). Con ellos, se han estudiado y analizado los retos y prioridades en el continente para impulsar su desarrollo internacional, en los que la Asociación ha aportado su experiencia y conocimientos para brindar herramientas de acceso a los mercados, armonizando requisitos, y aspectos como el crecimiento sostenible o el desarrollo tecnológico. Desde el organismo nacional de normalización se está desarrollando una intensa labor de cooperación internacional, que apoya el desarrollo de una infraestructura de la calidad sólida en regiones relevantes para los intereses comerciales españoles. De esta forma, se busca facilitar la incorporación de sus productos y servicios a los mercados internacionales.

España, entre los primeros países del mundo en adopción de estándares ISO

España mantiene su liderazgo en la adopción de estándares mundiales, según el último estudio The ISO Survey 2021 de la Organización Internacional de Normalización, ISO. Un informe anual que recoge la implementación de normas técnicas en las organizaciones en áreas como la calidad, medio ambiente, tecnología o gobernanza, y en las que España se sitúa entre los primeros en las diferentes categorías. La Asociación Española de Normalización, UNE, miembro español de ISO, juega un papel fundamental en la elaboración de normas internacionales y en la concienciación sobre la importancia de su cumplimiento.

La transición ecológica y la sostenibilidad son una de las apuestas claras para el crecimiento del tejido empresarial español y una de las líneas estratégicas de UNE para poner al servicio de las empresas y organizaciones las normas y buenas prácticas que les permitan alcanzar sus objetivos. En esta línea, España se sitúa como quinto país en el que más empresas e instituciones han adoptado la norma de gestión ambiental (ISO 14001). En concreto, 20.942 centros de trabajo españoles han sido certificados en base a esta norma, solo por detrás de China, Japón, Italia y Reino Unido.

Asimismo, las necesidades de las organizaciones para adaptarse a los nuevos requerimientos de la sociedad en temas ambientales y de gobernanza han llevado al desarrollo de nuevas normas como la gestión de eventos sostenibles (ISO 20121), la gestión de activos (ISO 55000) o la gestión de relaciones comerciales colaborativas (ISO 44001), que por primera vez han sido recogidas en el estudio. En ellas, se ha visto reflejada la apuesta de las entidades españolas por dar respuesta a estas exigencias y mantenerse a la vanguardia mundial situándose en los primeros puestos.

Destaca, a su vez, que España es el cuarto país con más centros de trabajo certificados en gestión de la seguridad y salud en el trabajo (ISO 45001); el quinto en la gestión de la energía (ISO 50001); o el segundo en gestión de la seguridad vial (ISO 39001). Posiciones que marcan la importancia que tiene para nuestro país la normalización y el respaldo con el que cuenta la implementación de los estándares. Estos son un apoyo inestimable al impulso del comercio exterior y ayudan a que los productos y servicios nacionales tengan presencia internacional al garantizar compatibilidad y las mejores prácticas en calidad y seguridad. Al mismo tiempo, son muy útiles a la hora optar a licitaciones públicas y aportan confianza a los inversores.

Descargas