Rockwell Automation automatizará la gigafábrica de baterías eléctricas de Bravo Motor Company

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  1305  veces

La multinacional participará en el proyecto con tecnologías de simulación, optimización y realidad aumentada integradas con ingeniería y capacidades de fabricación. Segun Bravo, el mercado de movilidad eléctrica no acaba de consolidarse "a causa de la falta de baterías"

Rockwell Automation automatizará la gigafábrica de baterías eléctricas de Bravo Motor Company

Rockwell Automation ha anunciado una asociación con Bravo Motor Company, empresa con sede en California desarrolladora de baterías, vehículos y sistemas de almacenamiento de energía.  A través del acuerdo, Rockwell Automation contribuirá a la provisión de soluciones para la fabricación de baterías y vehículos eléctricos en el mercado brasileño, basadas en el concepto de la economía circular.

La ceremonia de presentación de la asociación tuvo lugar en la sede de la fundación Fundação Dom Cabral - Campus Aloysio Faria, en Minas Gerais, Brasil. Según John Miles, jefe general de la unidad de Movilidad del futuro de Rockwell Automation, la iniciativa incluye el apoyo tecnológico de Rockwell Automation para reforzar el proyecto de la primera gigafábrica en América Latina, un proyecto que se basa en la digitalización y que incluye factores de gestión integrada, optimización de la producción y sostenibilidad.

El acuerdo se enmarca dentro del proyecto Colossus Cluster firmado por Bravo Motor Company y el estado de Mina Gerais –región brasileña con grandes reservas de litio– en 2020 que tiene como objetivo construir una gigafactorycapaz de producir tecnología para toda la cadena de valor de la industria de vehículos eléctricos. La instalació se ubicará en terrenos del aeropuerto de Belo Horizonte, quien también participa en el cluster. Tal y como informó bravo en su día, la idea fue pensada en un primer momento para Argentina, aprovechando sus capacidades industriales y el potencial del litio, además del origen argentino de la firma, pero la falta de un marco regulatorio hizo que la compañía migrara hacia California, Estados Unidos, desde dónde actualmente dirige sus operaciones globales.

"Para Rockwell Automation, es de suma importancia ofrecer apoyo a las empresas y los proyectos que se alinean con nuestro propósito y dirección estratégica", explicó Miles. "Bravo y el proyecto Colossus Cluster cumplen con nuestro objetivo de fomentar aún más la innovación y las iniciativas de ESG en Brasil. Este proyecto es una oportunidad única en la vida para impulsar de forma conjunta la propuesta de ESG, las prácticas de sostenibilidad y la innovación en el país. Es bastante difícil encontrar una empresa con objetivos que se alineen a la perfección en términos de visión y propósito. Juntos, tenemos la intención de hacer realidad esa visión".

Durante la ceremonia, Leandro Kruger, director regional de Rockwell Automation, también mencionó lo siguiente: "En estos 20 años de experiencia en la industria, he podido ver cómo la actividad industrial económica y la implementación de diferentes tecnologías cambian la realidad de regiones, países y ciudades. Esta es una oportunidad única que reúne aspectos que son muy difíciles de encontrar. Desde la localidad, la tecnología, los talentos involucrados y la disponibilidad de recursos que ofrece Nova Lima, podemos trabajar codo a codo para transformar el mundo que conocemos en uno más productivo y, en consecuencia, más sostenible. Sin duda, esta es la mejor oportunidad para crear vínculos comerciales en diferentes áreas, tanto industriales como sociales".

El director ejecutivo de Bravo Motor Company, Eduardo Javier Muñoz destaca que la asociación fue el resultado de la interacción del ecosistema, ya que ambas empresas lograron comprender que los esfuerzos conjuntos podrían generar una oportunidad única no solo para Brasil, sino también para el mundo entero: "El 8 % de los empleos brasileños están, directa o indirectamente, vinculados a la cadena de producción automotriz, lo que coloca a Brasil como un actor fuerte a nivel internacional. La apuesta por el futuro de todo el ecosistema es la electrificación y, por lo tanto, la necesidad de baterías que satisfagan a esta demanda se ha vuelto todavía más estratégica".

Tecnología, innovación y sostenibilidad: factores que van de la mano

Con operaciones continuas en California desde 2012, Bravo Motor Company ha trabajado y participado en calidad de colaborador e inversor para el desarrollo de baterías. Además, esta actividad le proporcionó a la empresa la capacidad suficiente para acceder a la tecnología de fabricación de baterías, así como a los materiales para su fabricación.

Muñoz explica que, en lo que respecta a los vehículos, el enfoque en flotas de movilidad, como taxis, furgonetas, autobuses y vehículos de reparto urbano, entre otros, ofrece una gama de opciones para satisfacer un mercado de alta demanda, el que ya ofrece viabilidad económica, pero una oferta limitada debido a la falta de baterías.

La apuesta de Rockwell AUtomation por la movilidad eléctrica

El jefe general de la unidad de Movilidad del futuro de Rockwell Automation, John Miles, señala que el sector de la automoción es una de las industrias prioritarias en Rockwell Automation y que la empresa se encuentra invirtiendo en este mercado. "Nos hemos centrado en las empresas de la cadena de producción y Bravo es una empresa que, sin duda, reúne la esencia de la nueva tecnología en evolución, que es la batería y, en última instancia, los vehículos eléctricos y los sistemas de almacenamiento de energía que utilizarán las baterías. La expectativa es que nuestra inversión le permita a Bravo aprovechar las soluciones que ofrece Rockwell Automation, a fin de que el proyecto alcance el éxito. Trabajaremos estrechamente con nuestros equipos de Productos y Ventas, así como con la industria en general, para garantizar ese éxito al que aspiramos", concluye.

Descargas