Rockwell Automation y Ansys se asocian para optimizar las operaciones industriales

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  1064  veces

El entorno Studio 5000 Simulation Interface permite ahora la conexión con el software de gemelo digital de Ansys

Rockwell Automation y Ansys se asocian para optimizar las operaciones industriales

Rockwell Automation y Ansys han anunciado que, a partir de hoy, el entorno Studio 5000 Simulation Interface dispone de conexión con el software de gemelo digital de Ansys. Esta unión va a ofrecer a los ingenieros de automatización de procesos nuevas formas de utilizar la simulación como medio para mejorar el diseño, la implementación y el rendimiento de las operaciones industriales

Studio 5000 Simulation Interface enlaza los sistemas de control de Rockwell Automation con las herramientas de simulación y modelado. La última versión de la herramienta extiende su conectividad a Ansys Twin Builder, el software líder empleado para crear gemelos digitales simulados, o réplicas digitales de activos físicos. El software se sirve de la multifísica para identificar cómo algunos elementos del mundo real, p.ej., los caudales, las tensiones mecánicas o los perfiles térmicos, pueden afectar al rendimiento y la salud de los equipos.

"Al conectar un sistema de control a Ansys Twin Builder, los usuarios pueden simular procesos físicos complejos e introducir datos reales en el sistema de control", afirma Julie Robinson, gerente comercial de Rockwell Automation. "Esto genera un enorme caudal de información a lo largo del ciclo vital de los equipos. Por ejemplo, la ejecución de un modelo de simulación de forma paralela a un sistema físico, durante la fase de producción, revela oportunidades para optimizar el rendimiento en tiempo real".

Los ingenieros pueden emplear los gemelos digitales y la simulación para mejorar el diseño, la distribución y el desempeño de los sistemas al:

• Crear y probar diseños de equipos en un espacio virtual, a fin de ahorrar tiempo de ingeniería y evitar la necesidad de construir costosos prototipos físicos.
• Poner en marcha a los equipos de forma virtual, y evitar sorpresas en los centros de producción.
• Comparar el rendimiento entre el sistema simulado y el real, con el objeto de identificar los parámetros que pueden mejorar la eficiencia y el rendimiento, entre otros.
• Comprobar las modificaciones realizadas en los procesos dentro de un marco virtual, con anterioridad a su implementación en el sistema físico, para potenciar el rendimiento u otros aspectos relacionados.
• Calcular la vida útil restante de los componentes, de manera que sean reemplazados antes de provocar paradas no planificadas, como parte de una estrategia de mantenimiento predictivo.
• Proporcionar formación a los operadores en un entorno virtual, en el que la disponibilidad de equipos no representa un obstáculo, y donde se pueden entrenar en escenarios poco comunes o peligrosos.

"La conexión entre los mundos digital y físico gracias a Studio 5000 Simulation Interface, supone una enorme ventaja para los usuarios", declara Shane Emswiler, vicepresidente senior de productos en Ansys. "Puede ayudarles a pasar de los diseños conceptuales a los equipos físicos con mayor rapidez y a un menor coste. Aporta nuevos y útiles datos durante la producción. Por ejemplo, los usuarios pueden recurrir a escenarios hipotéticos para entender el impacto de los cambios en un proceso. Pueden crear sensores virtuales para estimar valores que, de otro modo, serían demasiado caros o imposibles de obtener hoy día, y permiten predecir resultados tales como los fallos que repercuten en el resultado final".

Studio 5000 Simulation Interface permite la conexión de los usuarios a un gemelo digital, tanto emulado como físico. La conexión a un controlador emulado puede ayudar a optimizar la producción durante la fase de diseño, antes de disponer de un controlador o equipo físico. La conexión a un controlador físico permite crear un gemelo digital del funcionamiento del equipo y compararlo con el rendimiento real.