Encoders de alta velocidad para bancos de prueba de motores

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Hengstler
Visualizaciones del artículo Leído  667  veces
Tags del artículo

 Los encoders detectan tanto la posición como la velocidad de los motores con absoluta precisión, incluso a 25.000 revoluciones por minuto

Encoders de alta velocidad para bancos de prueba de motores

El aumento constante del número de revoluciones de los accionamientos de los vehículos obliga a los fabricantes de bancos de prueba de motores a actualizar la tecnología de medición de sus sistemas. Los encoders incrementales y los encoders absolutos de Hengstler son ideales para este propósito: Detectan tanto la posición como la velocidad de los motores con absoluta precisión, incluso a 25.000 revoluciones por minuto.

Con el auge de la electromovilidad, los números de revoluciones de los accionamientos también aumentan cada vez más. La razón es sencilla: los accionamientos de alta velocidad son más compactos y ligeros que los motores eléctricos convencionales. Esto reduce el consumo de energía de los vehículos y aumenta su autonomía, un importante argumento de venta para la industria.

Sin embargo, los números de revoluciones más altos de los accionamientos también requieren bancos de prueba de motores correspondientemente potentes. Los encoders convencionales ya no pueden medir la posición del eje de transmisión y la velocidad del accionamiento de modo suficientemente preciso a más de 12.000 rpm.

En cambio, los encoders de Hengstler están a la altura de las circunstancias. El encoder absoluto ACURO AC58-I, por ejemplo, es ideal para su uso en bancos de prueba de motores porque ofrece una alta resolución de hasta 29 bits (multivuelta), así como un encoder incremental integrado de hasta 2.048 líneas.

Con su precisión de 35'' y una precisión de repetición de 10'' , el encoder está predestinado a todas las aplicaciones en las que se requiere un posicionamiento exacto con retroalimentación de velocidad. El ACURO AC58-I puede utilizarse tanto en el motor que se va a probar como en el motor de accionamiento del banco de pruebas. Gracias a su corta longitud de tan sólo 50 mm, el ACURO AC58-I también se adapta muy bien a los reducidos espacios de instalación de los bancos de prueba de motores.

La transmisión de datos del encoder absoluto se realiza opcionalmente a través de una salida incremental HTL o TTL. A través de una interfaz SSI, los valores medidos pueden enviarse a un mando para su evaluación. Para aplicaciones de banco de prueba con números de revoluciones más bajos, Hengstler ofrece el encoder incremental ICURO RI58D. Este encoder dispone de un estándar de medición con 10.000 incrementos (lectura directa) y puede emitir hasta 40.000 incrementos gracias a la tecnología True Read desarrollada por Hengstler. A petición del cliente, Hengstler también modifica sus encoders para adaptarlos a sus necesidades específicas, y esto a partir de un tamaño de lote 1.

/noticias/marcas/333-hengstler




Descargas