LEUZE - Sensores serie 36

Los sensores de la nueva serie 36 de Leuze, certificados con el índice de protección IP67, con diferentes principios de funcionamiento, detectan objetos incluso a grandes distancias. Los fabricantes y operarios de sistemas altamente automatizados se benefician del diseño optimizado de estos sensores.

Gracias a sus perfectas prestaciones de detección, estos sensores son adecuados para cubrir los exigentes requisitos de los sectores de la intralogística, de envase y embalaje y automoción. Detectan objetos con diferentes propiedades ópticas incluso a gran distancia, con vibración, luz ambiental o suciedad. La ventaja para los fabricantes y operadores de plantas: la Serie 36, de coste optimizado, es una solución económicamente atractiva, especialmente para plantas altamente automatizadas con muchos sensores.

Están disponibles como sensores con supresión de fondo (con un alcance de hasta 2,5 m), como fotocélulas reflexivas (hasta 17 m) o como fotocélulas de barrera (hasta 80 m). El diseño extremadamente potente del sensor permite una alta reserva de funcionamiento. Esto significa que los objetos se detectan de forma fiable incluso si, por ejemplo, hay fuentes de interferencia. A petición de los usuarios, también se pueden obtener las fotocélulas reflexivas para la detección de objetos con propiedades despolarizantes, como los palets retractilados. Los sensores de la serie 36 cubren así una enorme gama de aplicaciones.

En la industria alimentaria, los productos idénticos suelen agruparse en embalajes de gran tamaño. Las fotocélulas reflexivas de la serie 36 de Leuze también detectan de forma fiable cambios en los embalajes gracias a sus elevadas reservas de funcionamiento.