5 razones por las que deberías entrar en la robótica colaborativa

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Blog Automatas
Visualizaciones del artículo Leído  1970  veces
Tags del artículo

La tecnología de los cobots permite programarlos de forma gráfica, con iconos para las funciones y diagramas de flujo para la secuencia del proceso

5 razones por las que deberías entrar en la robótica colaborativa

Hay muchos escenarios en los que la robótica puede utilizarse para aumentar la productividad y la precisión, a la vez que se libera a las personas de la pesadez de las tareas repetitivas. Los robots van un paso más allá al ser capaces de trabajar junto a los operarios humanos de forma realmente colaborativa.

Cuando se examina la implementación de la tecnología del futuro, se reconoce que los robots desempeñarán un papel cada vez más importante. Los robots industriales, cooperativos y colaborativos pueden cambiar las reglas del juego para las empresas de los sectores de la fabricación, el procesamiento y el ensamblaje, donde pueden aumentar la productividad y la flexibilidad. La tecnología nunca se ha detenido y los robots son ahora más versátiles que nunca.

La última innovación en el sector es el robot colaborativo, también conocido como cobot. Esto significa que los robots pueden operar junto a las personas, utilizando el mismo espacio de trabajo, lo que abre muchas aplicaciones que antes no eran posibles.

Sin embargo, ésta no es la única razón para utilizar un robot colaborativo:

1. Tecnología avanzada

Cuando se dispone de una nueva tecnología, ésta puede influir de forma disruptiva en la forma de pensar establecida, o bien puede reavivar el interés por un área que tal vez había perdido la atención de la gente; esto último es definitivamente cierto en el caso de los cobots.

Los elementos clave que alimentan este interés son la programación visual, la enseñanza directa, la detección de colisiones, la visión integrada y las funciones de seguridad ampliadas, lo que significa que los cobots pueden utilizarse en aplicaciones sin necesidad de guardias físicos. Esto permite que las máquinas colaborativas alcancen el nivel de sofisticación de los robots industriales y aumenten la productividad en la fábrica, además de respaldar las operaciones inteligentes basadas en datos, en las que la información generada por los cobots puede proporcionar información procesable para mantener el máximo rendimiento.

2. Facilidad de uso

A medida que la tecnología de los robots ha ido avanzando, también lo ha hecho su facilidad de uso y la forma en que se integran con los dispositivos periféricos. Lo que era coto de los "expertos" ahora se espera que esté al alcance de todo el mundo y, de hecho, ésta es una de las mayores ventajas de utilizar cobots.

La tecnología de los cobots permite programarlos de forma gráfica, con iconos para las funciones y diagramas de flujo para la secuencia del proceso. Esto reduce la complejidad de la programación y el tiempo de desarrollo e ingeniería.

La configuración de los brazos del cobot puede realizarse manualmente guiando el brazo del cobot a las posiciones deseadas. La configuración de las "manos" del robot se realiza mediante parámetros gráficos. Si se necesitan sistemas de visión, una solución como Assista de Mitsubishi Electric ofrece a los usuarios la posibilidad de configurar las cámaras mediante un asistente de software intuitivo que guía al usuario en cada paso del proceso. También es capaz de realizar automáticamente otras funciones clave, como la calibración de un sistema de coordenadas utilizando la Inteligencia Artificial (IA).

En definitiva, las empresas que instalan cobots en sus líneas de producción no necesitan inicialmente el mismo nivel de conocimientos de robótica o programación que los robots industriales estándar.

La configuración rápida puede reducir drásticamente el tiempo necesario para poner en marcha el sistema, al tiempo que permite realizar cambios rápidos en el futuro.

3. Capacidad de ampliación

No sólo los cobots son fáciles de usar. Los equipos auxiliares, como los sistemas de visión y los efectores finales, se están diseñando para alcanzar el mismo nivel de facilidad de uso. En concreto, muchos componentes ofrecen funcionalidades "plug and play", por lo que pueden interconectarse fácilmente con los brazos robóticos.

No es necesario realizar ningún tipo de cableado ni diseñar y fabricar adaptadores, lo que simplifica aún más la infraestructura de automatización global, al tiempo que favorece la flexibilidad. En efecto, los usuarios pueden intercambiar fácilmente los componentes para dar soporte a una variedad de aplicaciones diferentes.

4. Flexibilidad

Las ventajas comentadas anteriormente, sobre todo la facilidad de programación, instalación, uso y equipamiento de los cobots, también dan lugar a células de producción y máquinas extremadamente flexibles. Las empresas pueden cambiar el funcionamiento y el comportamiento de los robots colaborativos en unos pocos pasos intuitivos. Además, sus efectores finales pueden intercambiarse muy rápidamente.

Estas capacidades son extremadamente beneficiosas, ya que permiten que los cobots se reutilicen rápidamente de una tarea a otra. Como resultado, es posible beneficiarse de sistemas muy flexibles y ágiles que pueden ayudar a automatizar conjuntos de productos mixtos y series pequeñas.

Además, al permitir a los usuarios ajustar y optimizar los programas de los cobots a lo largo del tiempo, estas soluciones facilitan especialmente el aumento constante de la productividad, ayudando a realizar estrategias de mejora continua.

5. Oportunidad de negocio

Cuando se trata de conseguir la aprobación de un proyecto, puede ser un reto hacer que destaque entre todas las demás solicitudes de presupuesto. Este no es el caso de los cobots, ya que pueden desbloquear varias oportunidades nuevas para empresas de cualquier tamaño, al tiempo que ofrecen un rápido retorno de la inversión (ROI), normalmente en menos de un año.

Además, el uso de máquinas colaborativas puede ayudar a los usuarios a aumentar su confianza y habilidades en la automatización de la fábrica. Como resultado, las empresas pueden desarrollar su experiencia interna, apoyando el uso de robots industriales más complejos, más rápidos o de carga pesada en sus líneas de producción. En última instancia, las empresas pueden evolucionar con el tiempo para utilizar diferentes tipos de robots para realizar actividades y procesos clave según lo requieran las aplicaciones.

Conclusiones

Con todas las ventajas que puede aportar un cobot, cabe preguntarse si esto significa que ya no es necesario un robot industrial tradicional.

Por supuesto, la respuesta es no, cuando la velocidad es importante, el robot industrial sigue siendo la mejor opción. Sin embargo, la tecnología del Cobot está influyendo en el desarrollo de los robots industriales; por ejemplo, muchas de las funciones de seguridad que se vieron por primera vez en los robots colaborativos son ahora características estándar en las versiones industriales. Los robots colaborativos suelen encontrarse en las mismas líneas de producción que los robots industriales, por lo que es muy importante elegir un proveedor de equipos que pueda ofrecer ambos, como Mitsubishi Electric.

La elección correcta de un cobot debe proporcionar toda la sencillez de programación ya descrita, pero también debe venir con características más sofisticadas, como un lenguaje de scripting avanzado, de modo que, a medida que crecen los conocimientos del usuario, las aplicaciones abordadas por el cobot puedan ser más sofisticadas y exigentes.

Está claro que la tecnología de los robots está avanzando a gran velocidad y que la adopción por parte de la industria también seguirá el mismo camino. La cuestión no es la de los robots colaborativos frente a los industriales, sino la de casar ambos y hacer coincidir la tecnología correcta con la aplicación adecuada. Si esto se consigue con éxito, la adopción de los robots en la fabricación será inevitable y permitirá a los humanos interactuar con ellos como parte de la tarea o ser reasignados a tareas menos mundanas en otras partes del proceso.




Descargas